El Cronista Deportivo
Google

MediaPunta

jueves, marzo 16, 2006

Antes El Rata, ahora Sr. Lobo

Javier García Coll jugó la primera Liga ACB, en 1983. Ahora es Director de Coordinación del Real Madrid C.F. Un conseguidor al servicio de la Casa Blanca.

César Nanclares Escudero - ACB Magazine

La próxima vez que el Madrid fiche a un “galáctico”, fíjense bien en el hombre de traje oscuro que está detrás; el que siempre sale en segundo plano con su aflautada figura, pendiente de que nada se tuerza. Es él, Javier García Coll, un hombre a un teléfono móvil pegado.

Cuarenta y un años le contemplan, es licenciado en Química y Biología Molecular, entrenador Nacional de baloncesto y viste elegante chaqueta de pana. De su oreja cuelga, casi como un apéndice más de su cuerpo, el pinganillo del móvil. Su responsabilidad como Director de Coordinación del Real Madrid – de todo el Real Madrid – le impide despegarse del celular un solo momento. “Mi trabajo consiste en lograr que el deportista de alto nivel, como cualquier ejecutivo, tenga las menores dificultades de adaptación posibles para que su rendimiento sea máximo en el menor tiempo posible. Con un jugador del Real Madrid se invierte mucho dinero y se trata de tengan todas las facilidades para que su máximo interés se fije en el deporte”. Dicho así suena muy fácil, pero llegar a ser el “soluciona problemas” del club más mediático del planeta tiene miga.

Javi Coll – su nombre de guerra ahora que descoyunta chaquetas – es madridista de toda la vida. “Llevo de socio desde los 12 años, más de 28…”. Pero su figura desgarbada empezó a asomar por la tele con la camiseta de tirantes del eterno rival, el Estudiantes. Porque Javi Coll jugó al baloncesto, en la élite y durante casi tres lustros. Primero en el Iberia, luego en las inferiores del Madrid y como no tenía sitio se fue al Estudiantes. Allí le apodaron El Rata por su juego activo, “robabalones” y muy pillo en el parqué. “La Demencia era algo distinto, baloncesto en estado puro. Gente de colegio, a los que les gusta mucho jugar… Yo entonces también jugaba con mis amigos aparte de hacerlo en el primer equipo. Eran cosas de las raíces del baloncesto y te sentías muy implicado, la afición animaba mucho, no se insultaba a nadie, era todo muy simpático. Había mucho de romanticismo en esa época”. Su tono de voz se apaga nostálgico. Eran otros tiempos. Los albores de la ACB.

En el 89 emigró al vecino Cajamadrid, en Primera B, la segunda división de entonces. Un año después se fue a la sierra de Madrid, donde irrumpió el ostentoso Jesús Gil para transformar un equipo con tradición en el heterodoxo Atlético de Madrid Villalba. Dos extranjeros inolvidables, Walter Berry – “para él encestar era como respirar, un jugador NBA” – y Shelton Jones, no impidieron que estuvieran a punto de bajar. “Eso sí que era presión. La única forma de cobrar todo el año era mantener la categoría y recibir luego el dinero de la venta de plaza a otra ciudad”. De allí pasó a Las Rozas - Primera Nacional - y cuando su carrera se apagaba recibió la llamada del entrenador del Real Madrid, Clifford Luyk. De no contar para él, ni para el siguiente, Zeljko Obradovic, su innata capacidad de adaptación le llevó a la titularidad en la única Euroliga ganada por el Madrid en los últimos 25 años. “Ha sido el sino de mi carrera. Siempre vengo desde atrás y al final me gano un sitio en el equipo. Pero mi ambición es trabajar para que el Madrid vaya bien. Tampoco, por mi personalidad, me veo en otra función distinta a la actual”.

El mote de Señor Lobo se lo puso la pareja de Albertos, Herreros y Angulo, cuando coincidió con ellos como delegado y hombre orquesta de la sección de baloncesto del Madrid, nada más colgar las botas en el 96. “Hago de todo, desde buscarles casa a los jugadores hasta alguien que les arregle la lavadora”. O como diría el inspirador personaje de Harvey Keitel en “Pulp Fiction”: “Soy el Señor Lobo, soluciono problemas. Estoy a 20 minutos de allí. Llegaré en 10”. Una vez más queda demostrado que el baloncesto ACB exporta talento a raudales. ¡Ah! El móvil no le sonó en toda la charla. Milagro inexplicable…

7 Comentarios:

Anonymous Anónimo dice...

es el mejor del madrid,ni el nuevo este k han puesto d jugador ni na d na lo supera, ponerlo en el campo k vale mas k tao la plantilla junta k os voy a tener k dar lecciones d kien debeis d poner a jugar contra!

10:55 p. m., diciembre 26, 2006  
Anonymous Anónimo dice...

ole Javier Garcia Coll por Granada....se le hecha d menos!!

10:56 p. m., diciembre 26, 2006  
Anonymous Anónimo dice...

Jvi, Javi, Javi es el mas chulo como Javi no hay ninguno!!!
desde Granada

10:58 p. m., diciembre 26, 2006  
Anonymous Anónimo dice...

Javier Garcia Coll merece que se le suba el sueldo, voto x ello!!

10:59 p. m., diciembre 26, 2006  
Anonymous Anónimo dice...

ese chico morenito,altito, delgadito y buena gentita ,javi,....k nos traiga a su chica pa Graná la tierra del tesoro xk aki esta lo mejor de lo mejor y a su suegro y a sus cuñaaaaaas k aki los keremos a toooossssss pa nosotros solitos ¡y k hacemos si somos asi!

11:03 p. m., diciembre 26, 2006  
Anonymous Anónimo dice...

es una de las mejores personas que me he encontrado en mi vida , ojala no cambie nunca , personas como él merecen la pena

9:26 p. m., junio 18, 2007  
Anonymous Anónimo dice...

uno de mis mejores amigos y compañeros en la universidad, una gran persona. Me alegro de que le vaya tan bien. Un abrazo de una cantalejana.

1:26 p. m., junio 21, 2007  

Publicar un comentario

<< Home